a- No olvide cargar en una carpeta las tipografías utilizadas.

Si son fuentes TrueType, cargue sólo aquellas con extensión *.ttf

Si son ATM (Postscript), copie los dos componentes de esa fuente:

extensión *.pfm y la *.pfb.

b- Otra opción es que convierta los textos a curvas. Recuerde que de esta manera no se puede modificar el texto original y el archivo resultante es más pesado.

No olvide también convertir a curvas los textos vinculados dentro de las imágenes.

c- Tener en cuenta que para lograr tipografías color gris, sobre todo en cuerpos pequeños, es conveniente utilizar un pantone gris al 100% y no, por ejemplo, un 60 % de negro, ya que si se usa esta última opción, al estar la imagen formada por puntos, las líneas que conforman el caracter no se visualizan continuas y puede generar  un efecto no deseado.

Las tipografías en medios tonos (por ej. 35% de negro) estarán formadas por puntos, siendo su contorno más irregular, dificultando su legibilidad en cuerpos pequeños.

d- En lo posible no incluya textos a menos de 3 mm. del corte. En caso de revistas o cuadernillos esta “zona de seguridad” debe ser por lo menos de 8 o 10 mm.

e- A tener en cuenta:

diseño, impresión

1* En el caso de tipografías caladas sobre fondos oscuros, use cuerpos tipográficos bold de tamaño superior a 7 puntos para asegurar su legibilidad.
2* Evite tipografías de cuerpo inferior a 12 puntos formadas con colores compuestos por más de una tinta ya que un mínimo corrimiento de registro se evidenciará mucho.
3* Si utiliza algún detalle ó tipografía en color negro, conviene darle la instrucción de sobreimpresión (OVERPRINT).