Todas las piezas gráficas requieren un corte final posterior a la impresión.

Es por eso que resulta fundamental tener en cuenta dos cosas al realizar el diseño de las mismas.

Por un lado, toda imagen que llegue al borde cuando la pieza está terminada, debe tener desde su archivo un excedente que sobrepase la línea de corte por lo menos 3 mm. Lo mismo ocurre con los elementos que están dentro de la pieza, para evitar que se corten o queden muy al borde es recomendable que respeten la zona de seguridad de 3 mm perimetrales.

En lo posible no incluya textos a menos de 3 mm. del corte. En caso de revistas o cuadernillos esta “zona de seguridad” debe ser por lo menos de 8 o 10 mm.

diseño, imprenta capital